¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL TRABAJO EN EQUIPO?

Visitas: 25

 

                                                                 ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL TRABAJO EN EQUIPO?

El trabajo en equipo no se reduce a la suma de contribuciones individuales. Implica la labor de forma coordinada en la realización de un proyecto, alcanzando diferentes beneficios, como un mayor rendimiento y la satisfacción personal. 

El trabajo en equipo es un proceso en el que diferentes personas aportan sus habilidades, conocimientos y tiempo para alcanzar metas de forma conjunta. Si todos los recursos aportados se coordinan adecuadamente, los resultados son muy superiores frente a equipos que no trabajan de este modo.

El saber trabajar en equipo es una de las grandes asignaturas pendientes de los grupos humanos. Para que pueda funcionar adecuadamente, es necesario que todos los integrantes se comprometan en orientar sus habilidades en función de lograr una meta colectiva.

El autor John R. Schermerhorn, especialista en comportamiento organizacional, expresó en su libro “Administración” (2004), que el trabajo en equipo se trata de una labor en conjunto que realizan las personas para lograr los objetivos de una organización. La sinergia es un beneficio adicional de este tipo de trabajo, pues se crea un todo que es mayor que la suma de sus partes.

El término sinergia surge del latín synergia, que a su vez deriva de la palabra griega synergos que se traduce como “trabajar juntos” o “colaborar”. En este sentido, la sinergia es útil para conectarse, comunicarse y colaborar de forma efectiva con otras personas. Por tanto, es un aspecto esencial para que el equipo haga uso de sus recursos empleando todo su potencial.

Los elementos que deben estar presentes en un equipo de trabajo además de los de la sinergia, son los siguientes: Deben existir objetivos que sean comunes a todos los integrantes del grupo, siendo validados en conjunto. Siempre debe estar presente el compromiso y la cooperación, con el fin de cumplir con las actividades compartidas. Los roles y las tareas deben estar claramente definidas, de esa manera se contará con una estructuración y organización. Y debe coexistir una comunicación fluida y efectiva para facilitar el intercambio de ideas, opiniones y conocimientos entre los integrantes.

La importancia del trabajo en equipo trasciende el plano individual y grupal. Provoca que los esfuerzos llevados a cabo por los miembros se impulsen, de este modo disminuirán el tiempo de acción y podrán obtenerse los resultados esperados.

Además, el trabajo en equipo genera satisfacción personal porque:

  • Promueve tanto la creatividad como el aprendizaje.
  • Fusiona el talento que posee cada persona del equipo, complementándose con el de los demás para obtener unos resultados finales que no se habrían conseguido de manera individual.
  • Disminuye el estrés, pues las actividades y responsabilidades se reparten equitativamente entre todos los integrantes.
  • Aumenta el desempeño, debido a que cada miembro podrá centrarse en la tarea que mejor sepa hacer.
  • Incrementa la eficiencia y la productividad, ya que cada miembro del equipo podrá maximizar su potencial en la actividad que domine.
  • Y, sobre todo, este tipo de trabajo combinado con buenas prácticas de liderazgo puede ser inspirador para todo el equipo.

Parece sencillo, pero no lo es tanto. Para que el trabajo en equipo pueda desarrollarse satisfactoriamente, es clave:

  • Que existan canales de comunicación en donde pueda ser transmitida fluidamente la información. Estos deben ser diseñados previamente, pues si no, solo se daría la comunicación informal, que no fomenta la visión general del equipo, sino que únicamente se sustenta en las afinidades personales.
  • La motivación es otro de los aspectos claves para el éxito de los equipos de trabajo. Puede lograrse de diferentes maneras, tanto en lo individual como en lo grupal. Asimismo, apreciar el progreso que llevan a cabo los compañeros impulsa el trabajo del grupo en general.
  • Vinculado al punto anterior, es esencial que existan metas finales comunes a todo el equipo, pero también, es importante que existan metas individuales. De este modo es posible una doble motivación.
  • Es fundamental contar con una visión global en donde se integren los diversos elementos del trabajo y del equipo. Así, será posible evitar la sobrecarga de actividades en un miembro o partes del proyecto que no funcionen adecuadamente.
  • El liderazgo efectivo es otro de los aspectos primordiales, debido a que su puesta en práctica inspira y dirige el rumbo del equipo de trabajo.
  • La adecuada gestión del tiempo será uno de los elementos que definirá un eficiente trabajo en equipo. De esta forma será posible prevenir períodos de espera que no son necesarios.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »